[Fotos] Día del joven combatiente

Comenzando el lunes 18 de marzo, 2 semanas antes del día del joven combatiente, desconocid@s levantaron barricadas en el ex pedagógico. Los enfrentamientos comenzaron con un ataque al cazador que se encuentra de punto fijo al frente de la universidad. Bombas molotovs y fuegos artificiales hicieron temblar a la policía. Desde ese día, el punto fijo se movilizó a un costado del cuartel del OS9 al frente de la UTEM.
En la misma semana, encapuchad@s levantaron barricadas en Av.Grecia, a un costado de la Universidad de Chile, JGM. Desde los tejados, volaban bombas molotovs que tomaron de improvisto a la policía.
El día 27 de marzo se realizó una actividad conmemorativa en JGM por el día del joven combatiente. Asistieron Luisa Toledo y Manuel Vergara, padre de Rafael y Eduardo. Algunas reflexiones, criticas al avance del sistema capitalista y la torpeza de lxs jóvenes que hoy en día están sumidos en la tecnología. Lecciones de coraje nuevamente daban los viejos, una vida entera combatiendo y luchando por una vida distinta.
El 28 en la mañana, encapuchad@s levantaron barricadas en Lord Cochrane, a un costado de la Universidad Central. Al inicio llego un zorrillo y que tímidamente disparaba lacrimógenas desde 2 cuadras de distancia. Luego, llega el ariete guanaco, zorrillos y cazadores dividiéndose por 2 sectores de la calle. Distribuidxs por el 1er, 3er y 4to piso se rechazó la arremetida policial. “Retroceder lo suficiente para luego arremeter”
Para el día 28 de marzo se realizó una marcha por Plaza Brazil y que culminó en el Liceo de Aplicación, establecimiento donde estudiaron el Rafael y el Eduardo. Luego, se registraron enfrentamientos con la policía y ataque a locales comerciales en plena Alameda.
Durante la mañana del 29 se realizaron acciones conmemorativas en varios liceos emblemáticos. Entre ellos, los estudiantes del INBA, a eso de las 8:20 desplegaron lienzos en las inmediaciones de su liceo para recordar a lxs jóvenes combatientes caídos.
Aproximadamente a las 11hrs, organizaciones de izquierda junto al padre de Paulina Aguirre realizaron un acto conmemorativo en el cementerio general.
A eso de las 13:00 hrs, estudiantes del Liceo Valentin Letelier realizaron un cortacalle en las inmediaciones del establecimiento.
A la misma hora, estudiantes del Liceo de Aplicación, Liceo uno e instituto nacional también estaban en la calle.
A eso de las 13:30, estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado realizaron un acto y una macha conmemorativa por los alrededores. Se mantuvo la Alameda cortada hasta que llegó la policía a disolver la marcha. Se registraron algunos enfrentamientos con la policía en las inmediaciones de la universidad. Casi a la misma hora, estudiantes del liceo Manuel Barros Borgoño realizaban una velatón.
Siendo las 17:00 hrs se congregaron estudiantes secundarios de San Miguel para conmemorar a lxs jóvenes combatientes asesinados por agentes de la policía. Luego, se dio inicio a una marcha, desde la municipalidad de San Miguel, los manifestantes se tomaron Gran Avenida por más de una hora, marchando en dirección al Barrio Franklin. Se registraron incidentes con la policía y barricadas durante el trayecto de la marcha. La policía siguió la manifestación desde lejos. Pues cada carro policial o municipal que se acercaba, era atacado con pinturas, piedra y bombas molotov.
Durante la noche, se registraron actividades y enfrentamientos en varias poblaciones de Santiago. En la población La Victoria se realizaron 2 marchas simultaneas. Una de ellas, rescataba el rol de la mujer combatiente durante la dictadura y en democracia. Tras una exitosa marcha y paralización del 8M, lxs pobladorxs decidieron dedicar el acto y la marcha a las mujeres jóvenes combatientes.
A eso de las 21:00 hrs se registraron las primeras barricadas y enfrentamientos en Av Departamental. Los enfrentamientos se prolongaron por más de 4 horas. Siendo el punto álgido la quema de una Tanqueta de FF.EE, la que, en su arremetida, fue atacada por bombas molotovs, dejando la maquina paralizada. Ante esto, la policía arremete con todos sus vehículos blindados para ayudar a la Tanqueta. Después de eso, la policía se dedicó cobardemente a disparar bombas lacrimógenas desde una posición lejana. El oficial a cargo les decía a sus súbditos que manejaban los blindados que retrocedieran para evitar el fuego. La pera les quedó tiritando.