Funeral de Alejandro Castro

 

La muerte de Alejandro Castro golpeó a toda la comunidad de Quintero quien, a sus 30 años, había tomado un protagonismo importante en la lucha contra las termoeléctricas. Fue activista medioambiental, dirigente sindical, hijo y hermano que luchó para que su familia viviera en un lugar tranquilo y sin contaminación.  El Mecha, como lo conocían sus amistades, fue un ejemplo a seguir por todo el cariño y dedicación con la que luchaba para combatir las injusticias que afectaban a su propia comunidad.

Alejando Castro
30/09/1988 – 04/10/2018

“Te conocimos en el cabildo abierto, en la calle, y en la asamblea, junto a las y los tuyos, defendiendo la verdad entre nubes de mentiras, aferrándote a lo que es justo con la esperanza de quien cree que ese futuro mejor comienza en nosotros mismos.”

“Secretario de los pescadores del S24, colocaste tu juventud y lucidez a disposición de la pesca artesanal, de tu amor por el mar y la dignidad de las costas de Chile. Te levantaste junto a tus compañeros para derogar la Ley de Pesca y no dudaste en salir a defender a las y los niños ese catastrófico 21 de agosto, porque sabías que las soluciones en este mundo cuestan lo que estemos dispuestos a entregar.”

El funeral de Alejandro Castro se realizó en el Cementerio Municipal de Quintero donde centenares de personas, familiares, vecinos, amigos, organizaciones sociales y sindicales, llegaron a despedirlo.  El amor que entregó por su gente se hizo notar, la forma de aliento, de no bajar los brazos, de trabajar con más fuerza que nunca por la justicia social y ambiental, permitió que de diferentes partes le fueran a dar el último adiós.

Sus actos hablan y nos enseñan que hay un nuevo Chile naciendo, que pese a la destrucción ambiental y territorial, semillas como la del Mecha germinan en los rincones más olvidados, floreciendo contra la desconfianza, el individualismo y la desigualdad social.