Quintero: El día en que se validó la protesta

 

El sábado 29 de septiembre el cabildo abierto de Quintero-Puchuncaví convocó a una jornada de protesta en el centro de Quintero. Bajo la consigna “se acabó la fiesta, comenzó la protesta”, decenas de poblador@s se congregaron en la Plaza Dignidad, ex plaza el deportista, con el fin de aglutinar la mayor cantidad de gente para ir a protestar contras las empresas contaminantes.

A eso de las 14:00, se comienzan a dar las primeras instrucciones; La primera, Quintero no se toca ni se raya. Y la segunda, Quintero nunca retrocede, siempre hacia delante. El plan era simple: marchar por Quintero y alrededores hasta llegar al cruce de La Greda, con el fin de visibilizar las problemáticas medioambientales que generan las empresas situadas en el parque industrial.

Comienza la marcha alrededor de las 15:00 horas en dirección a la costanera de Quintero. La policía esperaba en la plaza, resguardando un recinto militar que está en las inmediaciones. Sin embargo, a los pocos minutos se retiraron. La marcha continua por el borde costero al tenor de los gritos: “de norte a sur, de este a oeste, daremos la pelea cueste lo que cueste” “morir luchando, de cáncer nicagando”.

Al llegar al parque industrial, se observa a los lejos carros blindados y algunas balizas. La policía parapetada en las inmediaciones de las empresas, lista para detener el avance de la marcha y evitar que se acercaran a las industrias. Sin embargo para los vecinos, las instrucciones ya estaban dadas, “Quintero nunca retrocede, siempre hacia adelante”. Comienza el enfrentamiento, la policía tirando agua y bombas lacrimógenos, l@s poblador@s armad@s con cualquier elemento improvisado que ofreciera la calle, adoquines, asfalto, palos, piedras, botellas, etc. Algun@s que ya sabían del actuar de la policía venían preparados con mascarillas, bombas de pintura y ondas para enfrentarlos.

Como si hasta la naturaleza jugara a favor, el viento favoreció para que la lacrimógena se dirigiera hacia la fuerza policial haciéndolos retroceder. Esto permitió que los pobladores pudieran abrir paso por el borde costero. Se gana la primera batalla.

La marcha continua por el borde costero, pero se encontraron la Armada, milicos escondidos en el puente de la empresa Oxiquim, defendiendo la industria, armados con mangueras industriales, pistolas y rifles atacaron indiscriminadamente a los manifestantes. De los 9 disparos, 2 impactaron directamente en las personas.

Debido a este procedimiento la marcha tuvo que continuar en dirección ventanas donde nuevamente se enfrentan con la policía. Algunos se quedaron resistiendo en la playa, otros, subieron a los cerros, todos con el objetivo de llegar al cruce de La Greda. Pero la redada estaba preparada, l@s compañer@s que estaban en los cerros se ven obligados a retroceder, pues, la policía arremete con motos y furgones policiales.

A eso de las 17.30, ya manteniendo despierta largas horas de resistencia, se logra el último objetivo que es llegar al cruce de La Greda. Por lo que el panorama nuevamente se repite, el guanaco tirando agua, los pacos deteniendo gente y alguna que otra piedra de los poblador@a que con convicción iban logrando lo que de un principio se propusieron. Quintero no retrocede.

Y es como alrededor de las de las 19:00 hrs, los pobladores, cerrando la jornada decidieron irse, marcharse porque entienden que la lucha contra los grandes intereses seguirá latente mientras no paralicen totalmente esta zona. La vida de un pueblo que lucha por la vida aún sigue.