Silvia Federici en USACH

 

Este Jueves 8 de Noviembre se presentó en la USACH Silvia Federici, profesora, escritora y activista feminista de 73 años.

 Silvia_Federici_chile_feminismo

Federici tiene a su haber 5 libros en los que expresa sus ideas feministas y anticapitalistas que ha desarrollado tras años de activismo y trabajo en distintas partes del mundo. Su camino comenzó luego de que viajara a estudiar Filosofía a EEUU el año ’67 y comenzara a participar en movimientos feministas con destacadas expositoras como Mariarosa Dalla Costa y Selma James. En los años 80’ trabaja haciendo clases en Nigeria y luego vuelve a EEUU a trabajar en la Universidad de Hofstra en Nueva York, donde organiza a los académicos para colaborar con las luchas estudiantiles y de profesores en Africa. Así se mantiene como profesora hasta que a principios de los ’00 publica sus primeros libros como autora, destacando “Calibán y la Bruja” donde explica como el capitalismo, el machismo y la opresión van de la mano, comenzando con la quema de brujas en Europa en los siglos XVI y XVII.

Es con todo este conocimiento y experiencias sobre sus hombros que se presentó ante más de mil personas en la Explanada de la Rectoría de la USACH, quienes esperaban expectantes para poder nutrir la lucha feminista chilena con la experiencia de esta renombrada activista. Federici plantea su postura feminista y anti capitalista desde la vereda de los movimientos sociales. Cree fervientemente en la union de estos para que juntos se combatan al capitalismo, ya que es en él donde ve la mayor problemática y la raíz de las desigualdades sociales.

Silvia_Federici_feminismo_chile

El movimiento feminista se torna servil al capitalismo, según su postura, si se entiende como sólo el mejoramiento de las condiciones de vida de las mujeres sin cambiar el sistema en su raíz. Es por esto que evidencia que parte del movimiento ha sido cooptado y reconstituido por organizaciones gubernamentales que son parte del sistema capitalista. El Estado es capitalista, por lo tanto ninguna propuesta que venga desde ahí va a ser en esencia feminista, ya que estas entidades se han encargado de domesticar y eliminar todo carácter subversivo de la lucha. Nos han convencido que tenemos que ser una fuerza de trabajo más para el sistema capitalista, incentivándonos a trabajar fuera de la casa y contribuir con nuestro sudor al mejoramiento de este.

El feminismo entonces debe buscar el mejoramiento de las condiciones de vida de las mujeres sin abandonar el horizonte de una lucha social que termine con el capitalismo, construyendo un frente amplio de movimientos sociales en donde converjan todas las necesidades del pueblo.

Para comprender su postura es importante entender el rol de la mujer en el sistema capitalista, entender que somos nosotras con nuestra fuerza reproductiva las que creamos a la clase trabajadora y es el sistema capitalista a través del salario el que le otorga al hombre el poder de subordinarnos. Entonces es clave reconocer al verdadero enemigo, que no es el hombre en si mismo, sino quien le da ese poder: el sistema capitalista.

Silvia_Federici_feminismo_chile

La razón detrás de las leyes de aborto o las medidas de esterilización forzada en ciertos continentes están ligadas al poder que ejerce el Estado en todos los aspectos de la vida de las mujeres, pues somos piezas clave para que este sistema se mantenga. Es él Estado el que esta ejerciendo control sobre cómo y cuando podemos ser madres, sobre nuestro conocimiento con instituciones como las universidades y los colegios, sobre el suelo en donde vivimos y cómo nos alimentamos.  

En relación a las luchas sociales, Silvia plantea que deben sostenerse para lograr una nueva sociedad y no solo bajo premisas negativas u objetivos tan específicos. Lo importante, según su visión,  es que la lucha sea una forma de vida, no sólo a la espera de resultados inmediatos pues se torna frustrante y desmotivante. Debemos a través de la lucha crear un tejido social que nos permita apoyarnos y evitar a toda costa el aislamiento humano, condición que posibilita el abuso. Abuso del que el Estado es cómplice, por ejemplo, al no investigar casos de muerte en extrañas circunstancias de dirigentes políticos o más cercano aún, al no entregar soluciones a mujeres con casos graves de violencia doméstica, que terminan en muchos casos con resultado de muerte. 
 Silvia_Federici_chile
Frente a este escenario es fundamental unir a organizaciones que hoy se encuentran desarticuladas. Generar estrategias a largo plazo y colaboración en colectivo. Es necesario además crear círculos de mujeres en los que se pueda debatir y generar conocimiento, ya que, es en la organización femenina donde se ha logrado problematizar las implicancias del tema reproductivo y cómo este se relaciona con el sistema capitalista. Debido a que muchas veces en círculos mixtos las mujeres nos vemos menospreciadas o con temor a expresar nuestras ideas. Además nos invita con humor a no perder el tiempo tratando de explicarle todo esto a nuestros compañeros varones y si así lo queremos hacer, nos desea buena suerte.